212

Falleció el mítico baterista tucumano

“El gordo tenía un corazón más grande que él”

Siempre dije que el gordo fue mi papá musical en Tucumán”, dice el guitarrista Chechi Bazzano.

“Cuando llegué a Tucumán a los 17 años de edad, en 1984, yo venía de un pueblito, una ciudad chica –Azul, en la provincia de Buenos Aires – y escuché de casualidad a Fuzz, la banda que entonces tenía el gordo Luis Dorieux. Fue cuando yo pasaba por el local Hipocampo; bajé al subsuelo y les dije que me gustaba la banda y que yo tocaba la guitarra. El gordo, que tenía el corazón más grande que él, enseguida me dijo: “mijo, traiga su guitarra que esta noche va a tocar con nosotros”. Así, de una. Sin conocerme ni saber si yo tocaba mal o bien. Realmente tenía una generosidad única”, explica el guitarrista de C Nota y Tripas Calientes.

“Desde ese mismo día yo era ya uno más de la banda. Así de simple era hacer las cosas con él. Era muy accesible y muy generoso. Ese fue el comienzo y siempre estuvimos haciendo cosas, porque había buena conexión. Me acuerdo de que yo tenía un equipito mediano Yamaha de 30 watts, y con la guitarra me iba en colectivo a lo del gordo en Barrio Modelo, donde él vivía en esa época, y zapábamos con bata y viola, jugando con canciones o ideas”, evoca Chechi y sonríe al recordar ese tiempo junto al emblema de los parches fallecido el 3 de junio de 2019.

Los grupos Ticket, Sargento Cruel y La Banda son algunos de los proyectos que Bazzano integró junto a Luis Dorieux, de los cuales se destaca una de las bandas clave en la historia del rock y el blues tucumano, Los Peces Gordos, a quienes se les sumó en 1996, luego de tocar con Emmanuel Ortega. En 1998 grabaron y editaron -con el apoyo de la multinacional 7up y la desaparecida casa de música AllMusic- el disco Corazón de Blues.

Por Seba Uro | https://tucunoticias24.com/
En este articulo


Dejar un comentario