507

Nota Retro de la primera visita de la banda de Mataderos a nuestra provincia.

larenga-ndw
Gustavo Nápoli, líder de la banda de rock argentina La Renga, aseguró que este grupo está integrado por amigos, gente que compone e interpreta conforme al dictado de su corazón.
Siempre hicimos lo que sentimos. Ésta es una banda de amigo“, aseguró ayer en una conferencia de prensa realizada en el Hotel Centro, donde confirmaron que hoy actuarán en plaza Añoranzas.
Formada en 1988, en el populísimo barrio porteño de Mataderos, sus comienzos se remontan a los covers de Creedence Clearwater Revival, pero años más tarde surgirían con propuesta propia.
Desde “Esquivando charcos” hasta “Documento único” mantuvieron una línea de coherencia en lo que refiere a su concepto temático e instrumental: un rock crudo, potente y comprometido.
No son muy afectos a brindar entrevistas o conferencias de prensa, pero siempre hay excepciones. Nápoli concedió una nota exclusiva a EL LIBERAL que publicaremos en la edición de mañana.
En tanto, en el encuentro que tuvieron ayer con los medios santiagueños, aseguraron que en torno a La Renga se ha formado como un culto, en virtud de su forma de cantar.
Un culto que comparten en la Argentina con bandas duras, como Los Redonditos de Ricota, Divididos, Las Pelotas y Los Piojos, entre otras bandas representativas del hard rock.
Ante una pregunta, destacaron que en el próximo disco será consecuente con los anteriores, y adelantaron que esta noche, en Añoranzas interpretarán tres temas nuevos.
Nápoli descartó que en el nuevo CD hubiera temas de la música electrónica. “Nuestro próximo disco será más crudo que los anteriores”, puntualizó el popular “Chizzo”.
Look, River y política
El nuevo look de Nápoli (ante melena abundante, ahora corte prolijo) resaltó que obedeció a una caracterización que tenía que realizar para el vídeo del tema “Dementes en el espacio”.
“A mí se me ocurrió cortarme el pelo. Fue parte del show”, destacó. “Dementes en el espacio es otra forma de ver que tenemos del enloquecimiento colectivo”, precisó.
De provenier del underground, en noviembre del 2002 emergieron con una fuerza arrolladora que hasta la propia aplanadora del rock, Divididos, podría envidiarle.
En esa época alcanzar el máximo pico en su carrera: se presentaron en el estadio de River ante más de 70.000 personas. “Fue un momento alucinante”, destacaron.
También hablaron de política. “No nos sentimos representados por ninguna fuerza política”, dijo “Chizzo”. “La situación del país es caótica”, acotaron sus compañeros.
Y también vivieron una situación especial con la presencia del ala pívot de Quimsa, James Parker. “Te puedes acercar a la gente, que no te va a hacer nada”, les dijo este simpático personaje.
“No te preocupes, que ahora terminamos la conferencia de prensa y bajamos a saludar a los chicos”, respondió sonriente “Chizzo”. Abajo, cerca de sesenta fans aguardaban saludar a sus ídolos.

Nota de el Diario El Liberal a Chizzo.
LA RENGA NO ES VIOLENTA
¿Cómo evalúas el momento artístico actual de La Renga?
“Nos encontramos produciendo un nuevo disco. Estamos preparando las nuevas canciones. En la gira nacional que estamos haciendo presentamos únicamente tres temas nuevos”.
¿Serán consecuentes con la línea conceptual de los anteriores?
“Tiene la línea dura y cruda que caracteriza a la banda, pero hay algo nuevo. Dentro de la línea innovamos. En todos los discos nos pasó lo mismo, pero seguimos fiel al rock crudo, bien salvaje”.
¿Cuáles serán las innovaciones en este nuevo CD?
“Temáticamente está muy relacionado con lo que se está viviendo últimamente. Todo lo que está pasando en el país y en el mundo. La inspiración viene por ese lado”.
“Uno, sin querer, absorbe todas esas cosas y después las vuelca en las canciones. La música será más dura. Los tiempos reflejan eso y a uno le tienta hacer eso”.
¿Reflejar lo que pasa en la aldea nacional y la global es asumir ustedes, como artistas, un compromiso social?
“Lógico. La gente sufre en todo el mundo y las desgracias, como la que pasó en Irak, te llevan a crear. Parece que hay, en el plano mundial, una energía negativa en la gente”.
ROCK NACIONAL
¿El rock nacional tiene su identidad o está influenciado por distintas vertientes rockeras provenientes de otros países?
“El rock es una música universal, siempre pensé eso. El rock se toca en todo el mundo, aunque cada uno, según las regiones, incluida la Argentina, lo condimenta con cosas de su país”.
“El rock tiene esa libertad de poder fusionarse con las vertientes de cada lugar. Hay quienes lo fusionan con el tango o el folclore y también el jazz. El rock no tiene fronteras”.
¿En la Argentina, el rock, sigue siendo alternativo o pasó a tener un protagonismo por mérito propio?
“Acá, es un país donde tienes que luchar a full. No es lo mismo hacer música o cualquier cosa referente al arte en este país como hacerlo en otros lugares del mundo”.
“En otras partes se te facilita más. Nosotros, en la Argentina, desde siempre tuvimos que pelearla para llegar. Es un espacio ganado, y la gente se siente identificada con lo que uno dice”.
“La Renga es una banda que no se mueve con medios convencionales. Lo que transmite se siente. Más que por la publicidad, la gente lo siente. Es un espacio ganado por ese sentimiento…”
…Yo creo que ese sentimiento quedó demostrado cuando ustedes llenaron el estadio de River Plate…
“Totalmente. Nos sobrepasó. Llegar a hacer River fue alucinante y, gracias a Dios salió todo bien. La gente nos siente y eso se percibe constantemente”.
¿Cómo analizas el surgimiento positivo de bandas de rock, cualesquiera sea su género?
“Está resurgiendo el rock en todos los géneros. Es triste decirlo, a lo mejor no hay bandas de afuera que vengan tanto antes. Creo que por eso la gente se volcó más a los shows nacionales”.
“Es bueno que esto suceda, pero no porque no vengan bandas de afuera, sino que se tendría que apoyar siempre al artista nacional, que es bueno y con muy buena propuesta”.
¿Este movimiento del rock puede emular al de la década del 70?
“El rock tiene varias formas de proceder. Cada una tiene su público. Por lo que puedo ver en nuestros recitales es que hay como una hermandad entre la gente, como sucedía en los 70”.
“Es pura fama de que La Renga es muy violenta. Nuestros recitales fueron siempre tranquilos. Se le habló a la gente con un mensaje de paz y amor permanentemente, y siempre lo entendió”.
¿Esa hermandad a la que te referías hace a la perdurabilidad de grupos como Ataque 77, Divididos, Los Redonditos y Los Calzones?
“Hace a eso. También está en que nuestra banda mantenga esa ideología que tuvo y le permitió crecer. Y mucho en esto tiene que ver el gran trabajo en equipo que tenemos”.
Entrevista: Emilio Marcelo Jozami
En este articulo


Dejar un comentario